Trastornos sexuales y psicosexuales

Falta de deseo, eyaculación precoz, impotencia, anorgasmia…

problemas sexuales

Mediante tratamiento psicológico se puede llevar a cabo el control de determinados problemas asociados con la vida sexual de las personas y que son provocados por la acumulación de otro tipo de causas como el estrés, la ansiedad o las depresiones. Aunque también pueden darse casos en los que el problema se deba a desinformación, una mala educación sexual o a la ausencia de modelos correctos en el entorno. 

Todos estos factores contribuyen a experimentar prácticas sexuales erróneas, o mal realizadas, lo que va a potenciar la aparición de miedos, temores, ansiedad o preocupaciones que, a la larga, derivan en trastornos sexuales. 

Tenemos una larga trayectoria profesional en la corrección de:

Falta de deseo

Relacionado en gran medida con estados de depresión, falta de comunicación, aburrimiento y monotonía en la práctica sexual, falta de atracción física y/o personal, anorgasmia, así como con experiencias traumáticas de abusos, o con posibles miedos, como al dolor coital.

Eyaculación precoz

Se produce en hombre con un estado elevado de nerviosismo o miedo por no ser capaz de provocar placer a su pareja, así como por estados de sobre excitación, por falta de asiduidad o por un aprendizaje erróneo.

Dificultades de erección

Si no existen problema circulatorios, un nerviosismo elevado, cansancio acumulado, un nivel alto de alcohol en sangre, el miedo a que ocurra, hacerlo porque toca y sin deseos, falta de atracción hacia la pareja, falta de trasmisión de deseos reales de la pareja, son algunos de los factores relacionados.

Anorgasmia

Es un estado que se produce mayoritariamente en la mujer. Puede venir dado por una falta de experimentación, pero también por la falta de deseo.